Proyecto WIP

Fomento de la integridad en sector agua y saneamiento (WIP-GTM).

Las coberturas de agua para consumo humano y saneamiento en Guatemala, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida del 2011, son de 75.3% y 55.96% respectivamente. La cobertura, calidad, continuidad, accesibilidad y precio de los servicios difieren entre los centros urbanos y rurales por diversas causas. Se estima que en el país existen más de 3 millones de personas sin acceso a sistemas adecuados de agua y más de 6 millones no cuentan con servicios adecuados de saneamiento. Además, menos del 40% del agua recibe desinfección en las áreas urbanas y menos del 15% en el área rural; y, sólo un 4% de las municipalidades aplican algún tratamiento a las aguas residuales, mientras que el resto es vertido en los cuerpos de agua, principalmente en ríos sin tratamiento alguno.
 
Dentro de la crisis generalizada de los servicios públicos que sufre Guatemala, el problema relativo al agua potable y saneamiento es una preocupación especial porque sus efectos muestran la crítica situación de gran parte de la población a causa de enfermedades provocadas por falta de agua potable apta para consumo humano, deficientes sistemas de saneamiento, inadecuada higiene; y malos hábitos en la manipulación del agua y los alimentos, entre otras.

Gobernabilidad en el sector agua y saneamiento

La gobernabilidad del agua y saneamiento determina el uso sostenible del agua (cuándo, cómo y quiénes); así como quienes tienen acceso a los sistemas de saneamiento. Los sistemas de gobernabilidad del agua y saneamiento reflejan realidades políticas y culturales nacionales, departamentales y locales. Además, representan un conjunto de sistemas que participan en la toma de decisiones acerca de la gestión y la prestación de estos servicios. Una buena gobernabilidad implica la cooperación constructiva entre los diferentes sectores donde el resultado es: un uso eficiente de los recursos y un uso responsable del agua y saneamiento; así como, una prestación efectiva y sostenible de los servicios.
 
Los sistemas de gobernabilidad deben permitir que todos los grupos de interés se comprometan activamente en la resolución de los problemas crecientes relacionados con el agua y saneamiento. Esto no será factible, ni efectivo sin integridad y transparencia.

La Corrupción y el Agua

En la mayoría de los países en crisis del agua y saneamiento, incluyendo Guatemala, el problema no sólo se debe a la escasez de recursos hídricos y financieros, sino también a fallas de gobierno. La corrupción es a la vez causa y efecto de la débil gobernabilidad en el sector.
 
En el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2014 de Transparency International, Guatemala está clasificada en la posición 115 entre 175 países evaluados en todo el mundo con una puntuación de 32 sobre una escala de 0 (muy corrupto) a 100 (muy limpio). Además, un estudio de WIN mostró que en la percepción de los ciudadanos sobre la corrupción y todas sus expresiones (Colusión, el soborno, el nepotismo, la corrupción, entre otros), son acciones relacionadas con la cultura imperante en los círculos políticos. Por lo tanto, tiene sus raíces en relaciones altamente asimétricas, lo que resulta en una clase hegemónica y omnipotente, que consiste en actores políticos, empresariales y oligárquicos.
 
El análisis de la situación relacionada al Agua y Saneamiento en San Marcos y el conocimiento sobre cómo opera la corrupción en Guatemala, sugieren abordar este sector desde la perspectiva de integridad para alcanzar una mejor prestación del servicio en agua y saneamiento libre de corrupción y abuso dentro del marco del Estado de Derecho. Los pilares fundamentales de la integridad propician condiciones para que los grupos de interés se comprometan y participen entre sí, de manera inclusiva, transparente, equitativa y responsable para el fortalecimiento de los sistemas, mecanismos, instituciones, herramientas y buenas prácticas de gobernabilidad.

Metas / Indicadores:

  • Municipalidades y Comisiones de Agua y Saneamiento aplican las leyes, manuales y reglamentos de agua y saneamiento con integridad y aplican principios de integridad en agua y saneamiento.
  • Las autoridades municipales y la población establecen acuerdos y toman decisiones en conjunto. 
  • Fortalecimiento de las capacidades en integridad en agua y saneamiento y liderazgo de las comunidades a través de las Comisiones de Agua y Saneamiento (CAS) y Consejos Comunitarios de Desarrollo (COCODE´s), con participación del 50% de mujeres.
  • Mejoramiento de la disponibilidad de y accesibilidad de la población a la información sobre el sector agua y saneamiento. 
  • La población exige a las autoridades, el cumplimiento de sus derechos y obligaciones relacionadas al sector de agua y saneamiento. 

Temas Clave:

Transparencia: Existencia de normas y reglamentaciones escritas claras que definen las relaciones entre actores. La transparencia comprende a todos los medios para facilitar el acceso de los ciudadanos a la información y para ayudarlos a comprender los mecanismos de la toma de decisiones.    
 
Transparencia: hace referencia a la franqueza y al acceso público a la información para que los ciudadanos puedan comprender los procesos de toma de decisiones que los afectan, y que estén informados sobre los estándares que deben esperar de los funcionarios públicos.
 
Rendición de Cuentas: Disponibilidad e implementación de mecanismos de control para que los actores responsables rindan cuentas por sus actos conforme a las normas y reglamentaciones.
 
Participación: Disponibilidad de información para terceros, con posibilidad de influir en las normas y reglamentaciones. La participación implica que todos los grupos de interés, incluidos los grupos marginados y de pocos recursos, tengan una participación significativa en las decisiones sobre cómo se usa, protege, gestiona o asigna el agua y saneamiento.

Información actualizada al 11 de julio de 2016.

OBJETIVO DE IMPACTO:

Contribuir a mejorar la gobernanza (calidad, eficacia y buena orientación) de los servicios de agua y saneamiento en el departamento de San Marcos, Guatemala  a través del fortalecimiento de la integridad en el sector.

OBJETIVOs específicos:

Mejorar la gestión y sistemas de gobiernos municipales para que sus autoridades tomen decisiones que fortalezcan la administración y regulación de servicios de calidad en agua y saneamiento con integridad.

Mejorar la participación y la influencia de la población, particularmente de grupos vulnerables, en la toma de decisiones del sector agua y saneamiento.

Duración:

1ª fase
Inicio: 01.01.2016 - Final: 30.06.2019

Área de Intervención:

Cinco municipios del departamento de San Marcos:

  • Tacaná,
  • Río Blanco,
  • Sibinal,
  • San Miguel Ixtahuacán; y
  • San Lorenzo

Donantes:

  • HELVETAS Swiss Intercooperation Guatemala
  • Water Integrity Network WIN 
  • Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).